La CECA convierte a Alejandra Kindelán (AEB) en el parachoques de las revueltas por la inflación

Se avecinan curvas por la inflación, siempre que la AEB no lo evite. El primer aviso de futuras protestas y otras medidas de presión ha llegado después de la cita de los sindicatos con la patronal de las antiguas cajas (CECA). En este encuentro, la CECA mantuvo su negativa negó a abrir el convenio colectivo de Ahorro como vía para paliar la pérdida de poder adquisitivo. Y es que este encuentro ha dejado algo tocado el dialogo entre los sindicatos del sector financiero, lo que pone toda la presión sobre la patronal de banca que dirige Alejandra Kindelán, según deslizan fuentes consultadas por MERCA2. Si la Asociación Española de Banca (AEB) sigue los pasos de la CECA, el sector está abocado al conflicto, apuntan fuentes sindicales presentes en las dos mesas de negociación. La pelota está en el tejado de Kindelán

LA NEGATIVA Y LA INFLACIÓN

Las cosas nunca son lo que parecen. A este dicho tan cinematográfico se agarran en el sector financiero de a cara a que el distanciamiento importante que ha habido entre la patronal de las cajas, en la que la voz cantante la lleva CaixaBank, y los sindicatos, no sea tan profundo como parece y se reconducir pese a las diferencias sobre cómo actuar para paliar la influencia del aumento del coste de la vida (inflación). 

Por ahora, hay que esperar al próximo cuatro de octubre cuando se verán de nuevo las caras. Está cita llegará después de la que se producirá hoy con la AEB- sobre el papel, la patronal de los bancos seguirá la línea de la CECA y no aceptará abrir el convenio colectivo (que vence a finales del año que viene) para buscar una vía por la cual compensar a los trabajadores por la pérdida brutal de poder adquisitivo que están sufriendo por la subida del coste de la vida frente al incremento de los salarios.

LAS PATRONALES ESTUDIAN LAS PROPUESTAS QUE RECIBEN EN SENDOS OBSERVATORIOS DE LOS CONVENIOS DE BANCA Y AHORRO

“La patronal no está en esa pantalla. Está analizando este asunto dentro del Observatorio de Banca, pero eso no quiere decir que vayan a negociar lo del convenio colectivo”, apuntan fuentes financieras conocedoras de lo que sucede en estas conversaciones entre la organización que preside Alejandra Kindelán.  Para estas fuentes un factor fundamental es que las líneas de conversación no se rompan pese a las diferencias que pueda haber. De hecho, si esto fuera así y la opinión pública percibiera que la AEB tiene una mejor disposición al acuerdo que la CECA, la patronal de las cajas, que se supone que tiene componente más social, se vería en un compromiso, ya que, si no moviera ficha, su imagen, se vería afectada.

LA CHISPA DE LAS MOVILIZACIONES POR LA INFLACIÓN

En este punto, fuentes sindicales apuntan que “si la patronal de los bancos no atiende en el marco del Observatorio del Convenio Colectivo de Banca las razones de los representantes de los trabajadores para que se abra una negociación en la que se actualice la revisión de nuestros salarios, emprenderemos acciones”. “Si no quieren atender a razón en la mesa, tendrán que continuar escuchando nuestros argumentos y reivindicaciones fuera d ella”, indican a MERCA2 desde el sindicato FINE, que está presente en Banca y Ahorro.

NI LAS PATRONALES NI LAS ENTIDADES ESTÁN APORTANDO FÓRMULAS PALIATIVAS

Por ahora, ni a nivel de las patronales ni las entidades a nivel particular e individual han puesto sobre la mesa fórmulas que permitan a los trabajadores del sector financiero paliar la pérdida de poder adquisitivo.

CONVENIO COLECTIVO DE BANCA

El actual convenio de Banca que cubre el periodo 2019-2023 se firmó en enero de 2021 y contempla una subida salarial del 0,25% para 2021, del 1% para 2022, y del 1,25% para 2023, son unos porcentajes que están muy lejos del 6,1% de inflación acumulada que tiene que España. Si bien, hay que tener en cuenta que los trabajadores recibirán una remuneración extra en función del Resultado de Actividad de Explotación (RAE), tal y como señala el convenio colectivo 2021-2023.

“En caso de corresponder, en la nómina del mes de Abril de cada uno de los años: 2021, 2022, 2023, y 2024, y en función de la variación interanual del «Resultado de la Actividad de Explotación (RAE-empresa)» del último ejercicio cerrado, respecto a su inmediato precedente, cada empresa abonará a todo el personal de plantilla al 31 de diciembre del año anterior, y en la proporción que proceda si la permanencia en la entidad hubiera sido inferior en dicho año, en el concepto «Participación en Beneficios», los cuartos de paga que correspondan. Irán de un cuarto de paga a 6, en función del porcentaje de incremento del RAE.

> 5% y ≤ 10%, 1 cuarto de paga

> 10% y ≤ 15%, 2 cuartos de paga

> 15% y ≤ 20%, 3 cuartos de paga

> 20% y ≤ 25%, 4 cuartos de paga

> 25% y ≤ 30%, 5 cuartos de paga

> 30%, 6 cuartos de paga

LAS RAZONES PARA LA QUEJA

Los sindicatos estiman que tiene razones sobradas para pedir que las entidades palien la situación retributiva derivada de la inflación. “El escenario cuando firmamos el convenio sectorial era uno: fuerte contracción económica, tipos de interés e inflación en negativo, previsiones de empeoramiento de todas las cifras, anuncios de fusión y amortización de miles de puestos de trabajo, beneficios escasos y roes por debajo del 6%”.

“Ahora ese escenario ha cambiado, ya que la inflación de 2021 fue de un 6,5% y la de 2022 en agosto ya es de un 10,5%, con previsiones de cierre en torno a esa cifra y descontrol de la misma en 2023. Los tipos de interés anunciados por el BCE son del 1,25% con el objetivo de llegar al 2% en el corto plazo y sólo por esto se prevén más de 3.000 millones de ingresos adicionales en la banca. El euríbor diario está en el 2,1% en estos momentos y, además, los beneficios y ROE se han disparado y las previsiones apuntan que se alcanzarán datos positivos históricos”. “Todo esto nos legitima para pedir la apertura de la mesa de convenio y que se actualice la revisión de nuestros salarios”, señalan CC OO, UGT y FINE.

PLANTEAMIENTO SIMILAR

El planteamiento que hacen en el Observatorio del Convenio de banca es similar al presentado a la patronal de las cajas: “Apertura de la mesa negociadora del Convenio y propuesta de un posible esquema negociador en materia salarial”, señalan. En este último punto plantean la “recuperación de la parte variable del plus convenio 2021 y 2022. Recuperación salarial de 2021 mediante fórmula a negociar y concretar yrecuperación salarial de 2022 con revisión de tablas salariales desde Enero 2022”. También piden la “inclusión de una cláusula de revisión a final de año en base al indicador o con la fórmula que se decida. “Cláusula de revisión para 2023 en base al indicador o con la fórmula que se decida y revisión de dietas, kilometraje, teletrabajo, etcétera. En todo caso, estas revisiones y/o pagos no serán ni compensables, ni absorbibles”, señalan.