Así fue el atraco a un banco en Leganés: "Por lo menos no salimos heridos"

Espectacular atraco en una sucursal bancaria de Leganés. Dos personas, ocultas con mascarillas y gafas de sol, entraron a primera hora aprovechando la entrada de los trabajadores al banco, a los que encañonaron y retuvieron con bridas.

Los atracadores desvalijaron la caja fuerte y dos cajeros. Huyeron en un coche que después abandonaron en una plaza del municipio. En total, la policía calcula que los ladrones se han hecho con un botín de 300.000 euros.

Los empleados todavía no se han repuesto del susto pero tienen que dar gracias porque la cosas no fue a mayores: "Por lo menos no salimos heridos y no nos llegó a pasar nada".

Telemadrid ha recogido el testimonio de alguno de ellos: "Según pasamos nos fueron cogiendo y atando con bridas".

"Según pasamos nos fueron cogiendo y atando con bridas"

Nos han contado que a las 8:00 de la mañana llegó el primer trabajador y abrió la oficina, los asaltantes esperaron a que llegará el segundo empleado para encañonarle y acceder al banco. Hicieron lo mismo con los otros cuatro trabajadores.

En el interior, les maniataron con bridas y exigieron al director que abriera la caja fuerte. Después se llevaron el contenido de los dos cajeros. Cuando emprendían la huida vieron a un cliente en el exterior y también le obligaron a entrar apuntándole con una pistola.