CaixaBank reduce su ERE en otras 205 personas y se sitúa en 7.400 salidas

CaixaBank y los sindicatos han vuelto a reunirse hoy para intentar resolver las condiciones y el número de afectados por su expediente de regulación de empleo. Ahora, la entidad ha reducido la afectación del despido colectivo a 7.400 personas, 205 menos que la última propuesta y casi 900 menos que las 8.291 extinciones planteadas inicialmente, según informaron fuentes de la entidad.

El banco ha rebajado los despidos en la red comercial en 205 empleados, con lo que las salidas quedarían en 7.400..

La dirección se ha reafirmado en el compromiso de que las 686 recolocaciones previstas en empresas filiales se harán manteniendo el salario fijo y la antigüedad.

Además, contarán con posibilidad de reincorporación a CaixaBank, por voluntad del empleado, transcurridos seis años en caso de producirse una vacante en un radio de 50 kilómetros del centro de destino del trabajador. También habría derecho de retorno en el caso de que la filial salga del ámbito de control del grupo.

En la reunión de hoy también se han planteado nuevas propuestas en materia de flexibilidad de la red comercial y condiciones laborales, mientras que en cuanto a las compensaciones por los despidos, la dirección ha vuelto a solicitar a los sindicatos una nueva propuesta que sea "asumible" por la entidad.

Después del paro de una hora que tuvo lugar este lunes y que secundó el 87% de la plantilla de CaixaBank, según los sindicatos, y suspendieran la convocatoria de huelga, la entidad se comprometió a estudiar la posibilidad de reducir el número de despidos de la red comercial utilizando el exceso de plantilla para cubrir las necesidades que tienen las oficinas en cuanto a la cobertura de bajas de larga duración, paternidad o maternidad o vacaciones, entre otros.

El banco también aceptó el estudio de fórmulas para la redistribución territorial de las salidas con el objetivo de poder aceptar el máximo número de peticiones de adhesión voluntaria en aquellos lugares donde hay un excedente de interesados en solicitar el plan de bajas incentivadas, siempre de acuerdo con las necesidades de negocio.

Asimismo, amplió el periodo formal de negociación hasta el 29 de junio para llegar a un acuerdo con los sindicatos, que por su parte retiraron la convocatoria de huelga prevista para el día 9 de junio.

Hoy también está previsto que BBVA llegue a un acuerdo con los sindicatos para cerrar las negociaciones de su ERE, que afectará a menos de 3.000 empleados, frente a los 3.800 propuestos inicialmente.