Sabadell calcula que solo podría recolocar dentro del grupo a 60 de los 1.936 afectados por el ERE

Sabadell ha trasladado a los representantes de su plantilla que recolocar a los empleados afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como alternativa a su despido sería una solución insuficiente, dado que solamente podría recolocar a unos 60 de los 1.936 trabajadores que la entidad calcula que deben abandonar el banco en los próximos meses como parte de su reestructuración, según informan fuentes de la mesa de negociación.

Estas 60 personas serían empleados de perfil administrativo que tendrían encaje en la empresa perteneciente al grupo Banco Sabadell Operaciones y Servicios, como puntualizan otras fuentes de la mesa de negociación.

Ambas partes han celebrado este martes su cuarto encuentro desde que el banco anunció la puesta en marcha del ERE, que irá acompañado del cierre de 320 oficinas y de la reducción de actividad de otras 176. El de este martes es el último antes de dar inicio al periodo formal de negociación.

Contrapropuestas de la plantilla

En el anterior encuentro, los sindicatos expusieron su deseo de que las salidas de los trabajadores se efectúen de forma voluntaria y a través de prejubilaciones para mayores de 55 años y bajas incentivadas, evitando los despidos forzosos. Asimismo, criticaron los que consideran "salarios vergonzosos" de la alta dirección, de acuerdo con fuentes presentes en la mesa de negociación.

Este martes era el turno de la empresa de dar su respuesta a estas propuestas, que ha ido rechazando una a una insistiendo en la necesidad de mejorar la eficiencia y la sostenibilidad a futuro de la entidad a través del ajuste de empleo.

En primer lugar, la dirección de Sabadell ha rechazado que se realicen únicamente prejubilaciones en vez de un ERE, dado que los excedentes de plantilla de mayor edad no se encuentran ubicados exactamente donde el banco ve necesidad de ajustar.

Tampoco ha aceptado la dirección de Sabadell que se internalicen trabajos que han sido externalizados recientemente al tratarse de actividades muy especializadas, como gestoría, recobro o call center, al tiempo que mantenerlos externalizados acarrea menos costes para la entidad.

En cuanto a la propuesta de los sindicatos de recolocar plantilla en empresas del grupo, la empresa, tras estudiarla, ha decidido rechazar la puesta en marcha de esta medida, dado que estima que, como mucho, podría reducirse la cifra de afectados en unos 60 (del total de 1.936 planteados).

En todo caso, la entidad se mantiene abierta a la negociación y al diálogo en un proceso que se va a extender hasta el próximo 15 de octubre, según ha trasladado la entidad a los sindicatos. Semanas en las que el número de afectados, en todo caso, podría bajar, dado que la entidad estudia las posibilidades que permitan reducir la afectación.